A veces (la gran mayoría) lo simple funciona mucho mejor que lo recargado y lo complejo. Me refiero a simpleza en cuanto economía en el mensaje y sobretodo en diseño.
Una muestra de ello es este cartel de Audi, que con muy poco es capaz de mostrar mucho:

Anuncios