Lynx, la versión australiana de Axe, ha creado el primer anuncio invisible del mundo. Para verlo son necesarias unas gafas especiales y, en lo que parecía una casa normal, podemos observar todo lo que ocurre en su interior a través de las ventanas.

Desde luego, es una acción muy acertada y creativa que además está consiguiendo gran repercusión para esta campaña de Lynx Anarchy.

Anuncios